Qué es el moquillo y cómo combatirlo

Qué es el moquillo y cómo combatirlo

El moquillo es, junto con la parvorirosis y la leishmaniosis, una de las enfermedades más temidas por los dueños de los perros. Se trata de una enfermedad contagiosa de origen vírica, que ataca a los perros cualquiera que sea su edad (aunque es mayor su incidencia en cachorros y perros mayores), así como, a varias especies de animales domésticos (hurones y visones) y silvestres (comadrejas, hienas, y algunos felinos, pero no al gato doméstico).

Es muy grave, llegando a producir la muerte si no es tratada a tiempo, afectando al sistema nervioso de los canes, así como, al aparato respiratorio y digestivo.

También se la conoce con el nombre de distemper (en la literatura veterinaria anglosajona)  y enfermedad de Carré (en la francesa).

Se trata de un virus muy parecido al sarampión humano que se contagia por el aire principalmente, aunque también por  la comida y el agua. Infecta las amígdalas y los bronquios, pasando al torrente sanguíneo en apenas 48 horas. A partir de ahí, comienza a incubarse mostrándose los primeros síntomas a los 12 – 14 días.

Como ya hemos comentado el moquillo es una enfermedad multisistémica que afecta a los sistemas nervioso y respiratorio, así como, al aparato digestivo, por lo que sus síntomas se presentan como problemas respiratorios, pérdida de apetito y problemas digestivos, fiebre, convulsiones, parálisis, erupciones de la piel, etc.

Los principales síntoma del moquillo son:

  • Sistema respiratorio: estornudos, tos, mucosidad y fiebre.
  • Aparato digestivo: diarrea, vómitos, deshidratación.
  • Sistema nervioso: tics, convulsiones, parálisis

Otros síntomas afectan a la piel (pústulas, erupciones y piodermias, así como, endurecimiento de las almohadillas de las patas), a los ojos (cojuntivitis y queratitis), así como, a veces no se muestran síntomas y aparece la muerte de forma fulminante.

Normalmente, se aprecia un decaimiento evidente en el comportamiento y actividad normal de perro.

Para confirmar la infección de moquillo es definitivo el análisis citológico de las secreciones oculares del perro o un hemograma, dado que los síntomas son tan variados que pueden corresponder a más de una enfermedad, por ejemplo, una bronquitis bacteriana que puede ser tratada con antibióticos.

Como en la mayoría de las enfermedades la mejor forma de combatirla es la prevención, por lo que su vacunación debería estar en el calendario de vacunación de cada perro (de hecho en España es obligatorio). Se administrará a las 6 – 8 semanas con un recuerdo anual.

Créditos imagen: http://www.petfinder.com

Artículos relacionados:

Que es la mastitis en las perras

Calendario de vacunación en los perros

El golpe de calor en los perros

Puntúa este artículo:

VOTOS: 1 MEDIA: 5

VISUALIZACIONES: 2550

Commentarios