Cuantas veces hay que bañar al perro

Cuantas veces hay que bañar al perro

Una pregunta que siempre nos surge a los dueños primerizos de perros, y que a los no primerizos no surge pero que, probablemente no actúen correctamente, es ¿cúantas veces hemos de lavar al perro?, ¿es saludable para ellos?.

Entre los amos de perros nos encontramos de todo tipo: desde el maniático de la limpieza e higiene que le baña un par de veces a la semana y que, al subir de la calle, le lava las patas, intentando eliminar el "olor a perro"; hasta que lo lava únicamente cuando el perro huele ya muy mal y está muy sucio.

Pues bien, de estos dos extremos que hemos puesto curiosamente está más próximo el que menos lava al perro ya que, en general, sobre todo en las ciudades lavamos demasiado a los perros, sobre todo, a los que viven en pisos. Además, tengamos en cuenta que el "olor a perro" es normal.

Las frecuencia con la que hemos de lavar a nuestro perro depende del tipo de pelo (duro o sedoso) y longitud de este (corto o largo), y del estilo de vida y actividad el animal: un perro activo que juega diariamente por el parque, sobre la hierba y la tierra necesitará más lavados que uno que únicamente pasea por aceras y suelo pavimentado.

Como norma habitual siempre lavaremos al perro cuando se ensucie, es decir, cuando se manche de barro, heces, etc. o tenga mucha tierra y polvo en el pelo. Es muy normal que, sobre todo en verano, el perro se revuelque sobre la hierba ensuciándose muy fácilmente, si ésta está húmeda y tiene algo de barro.

Si el perro no se ha manchado lo lavaremos con una frecuencia que oscile entre las dos y las ocho semanas. Lavarle más a menudo puede perjudicar su epidermis destruyendo su estrato seborreico pudiéndo producir dermatitis. Igualmente, y para prevenirla, secaremos muy bien al perro, incluso con secador, para que el pelo no quede húmedo sobre la piel.

Entre lavado y lavado, es muy importante también hacer un frecuente cepillado del pelo, eliminando así polvo, tierra, ácaros y pelos muertos, mejorando la salud de la piel de nuestro perro.

Cuando bañemos al perro, pondremos especial cuidado en no mojarle los oídos, ni empaparle la cara, únicamente la humedeceremos.

En cuanto al champú a utilizar, usaremos siempre un producto adecuado para la higiene canina no un champú humano ya que la acidez de la piel humana y la canina no es la misma: el pH canino es neutro, mientra que el humano es ligeramente ácido.

Si el perro no tiene ningún problema de piel usaremos el que mejor de adecúe a sus necesidades: champú para perros blancos, para perros negros, antiparásitos, para pieles sensibles, etc.

En el caso de tener un perro con piel atópica, usaremos un champú específico que alivie los síntomas (prurito) conteniendo fitoesfongocina y elevaremos la frecuencia de lavado: cada dos semanas.

Créditos imagen: http://www.halohouseanimalresort.com

Artículos relacionados:

¿Cómo elegir el nombre ideal para tu perro?

Por qué los perros se restriegan sobre la hierba, heces o animales muertos

Cómo tiene que ser la alimentación del perro

La imprescindible disciplina de los perros

No más perros envenenados en nuestras calles y parques

Puntúa este artículo:

VOTOS: 4 MEDIA: 4.5

VISUALIZACIONES: 12973

Commentarios