Cómo rellenar un juguete interactivo tipo Kong

Cómo rellenar un juguete interactivo tipo Kong

Los juguetes interactivos de la marca Kong quizá sean los más populares y utilizados. Su gran variedad de tamaños (tienen hasta 6 tamaños distintos) y la resistencia y dureza de su goma natural hacen de él uno de los líderes de mercado.

El Kong habrá de ser del tamaño adecuado para el perro, los perros pequeños precisarán juguetes mediano, siendo los modelos más pequeños para gatos, aves o hurones.

Rellenamos el Kong comenzando por el orificio de la parte superior, el más pequeño, el cual llenaremos con un trozo de queso o barrita blanda de buey o pollo, algo muy decilioso, suculento y oloroso.

Después, por el orificio de la base iremos introduciendo golosinas de sus preferidas: galletas, tiras de bacon, etc. hasta llenar como una tercera parte más o menos.

El resto lo llenamos con bolas de pienso seco mezclado con aceite de oliva o con alimento húmedo tipo paté, o bien, usamos un pienso semihúmedo (por ejemplo, frolic).

Para acabar, tapamos el orificio con una o varias golosinas sobresaliendo, de forma que el perro obtenga una recompensa fácil de forma que se sienta motivado para inspeccionar y encontrar los tesoros que esconde el kong.

Conforme el perro se hace experto en rescatar las golosinas y comida escondida conviene ir complicando el Kong con comida más comprimida o disminuyendo la proporción de pienso húmedo.

Créditos imagen: http://heypup.com

Artículos relacionados:

Por qué no dar huesos a los perros

El juego en los perros

Una caja para perros aventureros

Cuándo y dónde entrenar a tu perro

Cómo proponer retos a los perros: los juguetes interactivos

Puntúa este artículo:

VOTOS: 1 MEDIA: 5

VISUALIZACIONES: 1347

Commentarios