Cómo evitar la aparición de parásitos externos en el perro.

Cómo evitar la aparición de parásitos externos en el perro.

Uno de los temas en los que más atentos hemos de estar es de cuidar de la no infestación de nuestro perro de parásitos tanto externos como internos. La infestación de parásitos externos es preocupante por dos motivos:

1) En primer lugar, porque puede transmitir al perro enfermedades de diversa gravedad: desde una leve molestia por las picaduras hasta infecciones mortales como las leishmaniosis.

En segundo lugar, porque esos parásitos externos pueden infectar también al ser humano y alojarse en nuestra ropa de casa, muebles, etc. siendo, a veces, dificultosos de eliminar y bastante molestos.

Dentro de los parásitos externos los más comunes son las pulgas y las garrapatas. También algunos mosquitos (como el flebótomo responsable de transmitir la leishmaniosis a los perros) deben ser repelidos y, en todo caso , la mejor arma contra ellos será la prevención.

Prevenir la aparición de parásitos externos: pulgas, garrapatas, etc.

Para evitar que este tipo de parásitos infecten a nuestro perro habremos de realizar un tratamiento preventivo de forma periódica, ya sea en forma de pipeta (que normalmente habrá de administrarse trimestral o mensualmente) o en forma de collar (que habrá que sustituirse cada seis meses.

Cómo saber si el perro tiene garrapatas y otros parásitos

Si la prevención ha fallado y notamos que el perro se rasca en exceso, se encuentra incómodo o tiene ligeros abultamientos en la piel, es posible que entre el pelaje tenga alguna pulga o garrapata.

Tanto las unas como las otras son visibles a simple vista y revisando con cuidado el pelaje podremos encontrar unas bolitas de color oscuro que serán garrapatas. Las pulgas probablemente salten de la piel del perro.

Si necesitas más información sobre cómo curar la picadura de una garrapata en un perro, sigue este enlace.

Unas básicas normas de higiene

En los perros domésticos hemos de cuidar especialmente la higiene de éstos, tanto por su propia salud como por la de los humanos con los que comparten el hábitat.

Habremos de lavar al perro una vez al mes con un champú antiparasitario.

Además, cepillaremos el pelo regularmente (al menos una vez por semana) para evitar que se enrede siendo el lugar idóneo para que diversos parásitos externos formen su nido.

Por último, sobre todo con la aparición de la primavera y el calor tendremos especial cuidado en que al perro nunca le falte su collar o pipeta antiparasitarios.

Créditos imagen: http://static.consumer.es

Artículos relacionados:

Los párasitos en el perros: cuales son y cómo prevenirlos

Cómo afecta la procesionaria del pino a los perros

Beneficios de la castración en las perras

Que es la mastitis en las perras

Alergia a los ácaros en perros: cómo prevenirla y combatirla

Puntúa este artículo:

VOTOS: 0 MEDIA: 0

VISUALIZACIONES: 201

Commentarios