Cómo afectan los petardos a los perros y cómo evitarlo

Cómo afectan los petardos a los perros y cómo evitarlo

Cada año, con la llegada de las fiestas navideñas y el año nuevo (también ocurre en las fiestas patronales) una gran cantidad de perros sufren, se asustan, se pierden y hasta mueren como consecuencia de los estruendosos ruidos provenientes de cohetes y petardos.

La utilización fuera de espectáculos pirotécnicos (fuegos artificiales) de todo tipo de petardos y bombetas suele ser para asustar o bromear con otras personas, de forma que todas ellas perciben el estruendoso ruido como inofensivo. Inexplicablemente, muchas personas disfrutan con este tipo de bromas pesadas y anualmente también recibimos varias noticias de niños u otras personas que sufren quemaduras, pierden dedos y audición por un uso inapropiado de material pirotécnico. En algunos casos, el accidente ha sido mortal.

Los perros, al igual que las personas, reaccionan ante el potente estímulo de la explosión de un petardo, pero éstos a diferencia de las personas no saben que son inofensivos. Si a esto le unimos que su sentido del oído es varias veces más potente que el nuestro (pueden oír un sonido a 25m. que nosotros dejaríamos de percibir a los 6m.) el perro reacciona con miedo y desorientación, reaccionando de forma descontrolada, pudiendo sufrir ataques de pánico, desarrollar fobias, etc. En esos estados, es muy frecuente que los perros huyan desaforadamente (y se pierdan), se escondan, aúllen, etc. Incluso se han dado casos de animales que han saltado por la ventana y han sufrido ataques cardíacos.

Los síntomas más usuales de que nuestro perro es víctima de la ansiedad producida por el ruido de petardos y cohetes, o de cualquier otro estímulo que lo supera, son:

  • Esconderse
  • Temblar
  • Llorar
  • Huir
  • Atacar objetos
  • Hiperactividad
  • Jadear
  • Nauseas
  • Vómitos
  • Salivación
  • Insuficiencia respiratoria

Nuestra primera idea es ir a acariciarlo y consolarlo, pero eso es un error ya que de esa manera sólo potenciamos aún más su miedo, consiguiendo el efecto contrario a lo que queremos conseguir que no es otra cosa que tranquilizarlo. Debemos quedarnos con él pero mostrarnos seguros y firmes, ignorando sus síntomas de ansiedad.

Como el lanzamiento de petardos es más o menos predecible podemos atenuar en gran manera la percepción de éstos tomando algunas medidas en casa (que también nos servirá como terapia de desensibilización), como pueden ser cerrar las persianas y poner música no demasiado alta (el sonido ha de oírse pero atenuado de forma que no les asuste), preparar un lugar en la casa alejado de las ventanas, a modo de madriguera, donde el perro pueda refugiarse.

También es importante que los petardos no nos sorprenda en la calle, ya que el perro en su afán de huir podría perderse (de hecho son numerosos los casos de perros perdidos por esta causa).

Lo ideal es realizar con nuestro perro una terapia de desensibilización consistente en irle acostumbrando poco a poco a este tipo de sonidos hasta que los considere como normales. Para ello, como ya hemos comentado es ideal poner música de fondo mientras los petardos suenan en la calle (de forma que se escuchen pero atenuados) o poner en casa a volumen ascendente algún disco con este tipo de sonidos grabados.

Créditos imagen: http://beesferryvet.files.wordpress.com

Artículos relacionados:

Las emociones en los perros: ¿realidad o humanización?

Qué es el moquillo y cómo combatirlo

Cómo evitar que un perro ladre de forma excesiva

Por qué los perros comen hierba y cómo evitarlo

Cómo evitar que tu perro ladre al sonar el timbre de la puerta

Puntúa este artículo:

VOTOS: 5 MEDIA: 4.8

VISUALIZACIONES: 4402

Commentarios